Cómo Lograr Los Propósitos De Año Nuevo

Muchas personas al finalizar el año se plantean nuevas metas para el año entrante. Se trata de un ejercicio que puede llegar a ser muy positivo.

¿Pero sabías que sólo el 8% logra alcanzar sus objetivos?

 

Descubre qué acciones simples realizar para poder estar dentro del grupo de éxito.



(Autor: Carolina Hapon. Licenciada en Psicología. Experta en Desarrollo Personal)


 

 Ya estamos terminando el mes de enero..

 

Es muy probable que como muchos otros, a fin de año te hayas planteado algunos deseos para este 2017. Seguro estás muy motivado y con mucha emoción por concretarlos.

 

Pero sólo con buenas intenciones no alcanza...

 

De hecho un estudio realizado por la Universidad de Sranton reveló que sólo el 8% de las personas que se proponen objetivos de inicio de año logran alcanzarlos.

 

Tal vez los primeros días te sientas con mucha energía, emocionado y seas capaz de poner mucha fuerza de voluntad. Esta motivación inicial es un buen empujón y está bueno poder aprovecharlo.

 

Pero, cuidado!!! No te fíes sólo de la motivación y la fuerza de voluntad.

 

La motivación está fuertemente ligada a las emociones, y como éstas, puede variar en el tiempo.

 

La fuerza de voluntad es como un músculo, que se entrena, pero también en el uso intenso puede llegar a agotarse.

 

Como resultado, lo más probable es que con la falta de control, el exceso de estrés y las emociones negativas (que son absolutamente normales y esperables de la condición humana) estos buenos deseos se queden a mitad de camino, sin que lleguen a hacerse realidad.

 

Por eso es necesario desarrollar una estrategia.

 

Una que sea mucho más fiable para que, a través del tiempo, sigas trabajando y puedas finalmente lograr tus propósitos.

 

Ya sea que pretendas adelgazar, hacer ejercicio, ser más productivo en el estudio, en el trabajo o cualquier otra meta que te hayas propuesto para este año, la estrategia general será siempre la misma.

 

¿Sabés cuál es es secreto? 

 

Construir hábitos permanentes.

 

Estos te permiten mantenerte con firmeza y constancia en la dirección correcta, aún cuando la motivación o la fuerza de voluntad no estén de tu lado.

 

La probabilidad de tener éxito aumenta cuando cumples una serie definida de pasos y tienes un adecuado plan de acción.

 

Uno de los pasos necesarios de esta estrategia es plantearte pasos pequeños sucesivos, cambios en tu rutina que puedas incorporar fácilmente.

 

Simplemente es así, pequeños cambios pueden adaptarse mucho más rápido sin gran esfuerzo.

 

Si te planteas un cambio demasiado grande desde el principio, lo más probable es que inconcientemente te asustes, empieces a posponer y poner excusas. Y no te extrañe que empieces a auto-sabotearte.

 

¿Qué tal si te pidiera que dejes por completo los carbohidratos y corras 10 kilómetros por día?

 

Si te lo planteo de este modo es muy posible que aparezca la resistencia.

 

En cambio si te pido que desayunes con 4 galletas de salvado, almuerces pastas sólo una vez por semana y camines 10 minutos por día ¿Sería más probable que te animaras a hacer estos primeros cambios?

 

Los pequeños pasos en forma continua son los que marcan la diferencia.

 

En definitiva, aprovecha la energía y motivación de tus intenciones para este nuevo año.

 

Pero además...

 

Implementa de forma inteligente los sistemas de apoyo que te ayudarán a trabajar con constancia para realizar tus propósitos.

 

Estoy segura que este año vas a lograr mucho más!!!