Conoce Los Enemigos De La Pareja

motivacion y trabajo en equipo

 Existen algunos patrones que se instalan en la relación, muchas veces sin ni siquiera darnos cuenta. Con el tiempo terminan por destruir a la pareja. 

 

Aprende a reconocer cuándo la forma en que interactuamos se vuelve peligrosa

 



(Autor: Carolina Hapon. Psicóloga. Especialista en Desarrollo Positivo)


Es verdad que cuando formamos pareja lo hacemos con las mejores expectativas. Nos sentimos felices junto a la persona elegida y tenemos esperanzas de que así será por mucho tiempo.

 

Sin embargo las estadísticas mundiales marcan un alto porcentaje de divorcios. Business Insider determinó que la lista la encabeza Bélgica con un 70%, Portugal 68% y España 61%.

 

Según nuestros registros civiles, en Argentina, cada dos matrimonios hay un divorcio. Todo esto sin contar la cantidad de parejas que siguen juntas pero desdichadas.

 

Además, el amor parece ser cada vez más fugaz. El tiempo que duran las relaciones es cada vez más breve. La mayoría no llega a la década, muchas lo hacen sólo un par de años y algunas, meses.

 

Pasar por un divorcio es un proceso doloroso. Cuando llegamos a este punto, la mayoría de las veces es la mejor decisión que podíamos tomar.

 

Pero, generalmente la separación no llega de un día para el otro. El amor no muere de un sólo golpe, sino más bien de inanición a través del tiempo. A menudo, el camino hacia el divorcio está lleno de peleas, conflictos y ruido. Sin embargo, es más común que el distanciamiento y la muerte del amor lleguen de modo lento y silencioso. La indiferencia va ocupando cada vez más lugar casi sin reconocerla. Y en ocasiones alguna situación límite nos hace dar cuenta hasta dónde llegamos.

 

Las investigaciones muestran que las parejas recién buscan ayuda cuando han pasado 6 años desde que empezaron los problemas.

  

Pero...

 

¿Es posible detectar a tiempo cuándo una pareja está en peligro?

 

¿Cuáles son los enemigos de la relación?

 

John Gottman, psicólogo e investigador, ha observado y estudiado durante más de 40 años cómo se relacionan las parejas. Como resultado de sus hallazgos, puede predecir con un 94% de exactitud cuando una pareja se divorciará o seguirá casada pero infeliz.

 

LAS CUATRO SEÑALES DE ALERTA:

 

Gottman los llama “Los Cuatro Jinetes de la Apocalipsis”.

 

Todas las parejas, de vez en cuando, reciben su visita. Pero cuando estos jinetes se vuelven invitados permanentes en la relación, entonces el matrimonio está en problemas.

 

Por eso es tan importante aprender a distinguirlos a tiempo:

 

 1. CRÍTICA:

Exponemos nuestras quejas en forma de crítica y atacamos directamente la personalidad de nuestro compañero. Pensamos que el otro es egoísta, descuidado, etc. Planteamos los problemas del siguiente modo: “Nunca haces nada por mí”, “No te importa nada”.

 

 2. DESPRECIO:

Usamos las burlas, la ironía, el sarcasmo, revoleamos los ojos o cualquier otra forma de mostrarle nuestro desprecio. Encontramos alguna manera para mostrarle que nos sentimos superiores. Este indicador, por sí sólo, es un alto predictor de divorcio.

 

 3. DEFENSIVIDAD:

Cuando surge una queja, reaccionamos inmediatamente a la defensiva, buscamos excusas o tratamos de contra-atacar. Por ejemplo: “¡No tuve tiempo de hacerlo, estoy muy ocupada!” “¡Primero fíjate en tu parte, antes de criticarme a mí!”

 

 4. EVASIVIDAD:

Dejamos de confrontar el conflicto, preferimos evitarlo, evadirnos. Aplicamos la “ley de hielo” o la indiferencia con nuestra pareja. Poco a poco empezamos a “desengancharnos” de la relación y sus problemas. La distancia y la indiferencia son cada vez mayores.

 

Reconocer estos enemigos nos permite estar alertas y tomar a tiempo las riendas de la relación para poder redirigir juntos su rumbo.

 

No te distraigas, no dejes que se instalen con comodidad en tu pareja.