¿Por Qué La Inteligencia Emocional Es Importante En El Liderazgo?

Cuando piensas en un "líder perfecto", ¿qué te viene a la mente?

Puedes imaginarte a alguien que nunca deja que su temperamento se salga de control, sin importar los problemas que esté enfrentando. O puede pensar en alguien que tiene la plena confianza de sus empleados, escucha a su equipo, es fácil hablar con él y siempre toma decisiones informadas y cuidadosas.

 


Por Fernando Anta*

La inteligencia emocional se define como la capacidad de comprender y manejar sus propias emociones, así como reconocer e influir en las emociones de quienes lo rodean. El término fue acuñado por primera vez en 1990 por los investigadores John Mayer y Peter Salovey, pero luego fue popularizado por el psicólogo Daniel Goleman.

 

Hace más de una década, Goleman destacó la importancia de la inteligencia emocional en el liderazgo y dijo: “Los líderes más efectivos son todos iguales en una forma crucial: todos tienen un alto grado de lo que se conoce como inteligencia emocional. No es que el coeficiente intelectual y las habilidades técnicas sean irrelevantes. Sí importan, pero ... son los requisitos de nivel de entrada para puestos ejecutivos ".

 

Con los años, la inteligencia emocional, también conocida como IE, se ha convertido en una habilidad imprescindible. Diversas investigaciones muestran que la inteligencia emocional es el predictor más fuerte del rendimiento. , Según la encuesta de CareerBuilder, el 71 por ciento de los empleadores dicen que valoran la inteligencia emocional sobre el coeficiente intelectual, informando que los empleados con alta inteligencia emocional tienen más probabilidades de mantener la calma bajo presión, resolver conflictos de manera efectiva y responder a los compañeros de trabajo con empatía.

 

LOS CUATRO COMPONENTES DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

La inteligencia emocional generalmente se divide en cuatro competencias básicas:

Autoconciencia - Autorregulación - Conciencia social - Habilidades Sociales

 

Para mejorar su inteligencia emocional, es importante comprender lo que implica cada elemento. Aquí hay un vistazo más de cerca a las cuatro categorías:

 

1. Autoconciencia

 

La autoconciencia es el núcleo de todo. Describe su capacidad no solo para comprender sus fortalezas y debilidades, sino también para reconocer sus emociones y el efecto que tienen sobre usted y el rendimiento de su equipo.

Según una investigación realizada por la psicóloga organizacional Tasha Eurich, el 95 por ciento de las personas piensan que son conscientes de sí mismas, pero solo entre el 10 y el 15 por ciento lo son, y eso puede plantear problemas para sus empleados. Trabajar con colegas que no son conscientes de sí mismos puede reducir el éxito de un equipo a la mitad y, según la investigación de Eurich, puede aumentar el estrés y disminuir la motivación.

 

Para sacar lo mejor de los demás, primero debes sacar lo mejor de ti mismo, que es donde entra en juego la autoconciencia. Una manera fácil de evaluar su autoconciencia es completando comentarios de 360 grados, en los que evalúa su desempeño y luego lo compara con las opiniones de su jefe, compañeros e informes directos. A través de este proceso, obtendrá información sobre su propio comportamiento y descubrirá cómo es percibido en la organización.

 

2. Autorregulación

 

Se refiere a la capacidad de manejar sus emociones, particularmente en situaciones estresantes, y mantener una actitud positiva a pesar de los contratiempos. Los líderes que carecen de autogestión tienden a reaccionar y tienen más dificultades para controlar sus impulsos.

 

Una reacción tiende a ser automática. Sin embargo, cuanto más en sintonía esté con su inteligencia emocional, más fácil será hacer la transición de la reacción a la respuesta. Es importante recordar hacer una pausa, respirar, reponerse y hacer lo que sea necesario para controlar sus emociones, ya sea que eso signifique salir a caminar o llamar a un amigo, para que pueda responder de manera más apropiada e intencional al estrés y la adversidad.

 

3. Conciencia social

 

Si bien es importante comprender y manejar sus propias emociones, también necesita saber cómo leer una habitación. La conciencia social describe su capacidad para reconocer las emociones de los demás y la dinámica en juego dentro de su organización.

 

Los líderes que se destacan en la conciencia social practican la empatía. Se esfuerzan por comprender los sentimientos y las perspectivas de sus colegas, lo que les permite comunicarse y colaborar de manera más efectiva con sus compañeros.

 

La firma de desarrollo de liderazgo global DDI clasifica la empatía como la habilidad de liderazgo número uno , informando que los líderes que dominan la empatía se desempeñan más del 40 por ciento en coaching, participación de otros y toma de decisiones. En un estudio separado realizado por el Centro para el Liderazgo Creativo, los investigadores descubrieron que los gerentes que muestran más empatía hacia sus colaboradores son vistos como mejores por su jefe.

 

Al comunicarse con empatía, puede apoyar mejor a su equipo, todo mientras mejora su rendimiento individual.

 

4. Habilidades Sociales

 

La gestión de relaciones se refiere a su capacidad para influir, entrenar y guiar a otros, y resolver conflictos de manera efectiva.

Algunos prefieren evitar conflictos, pero es importante abordar adecuadamente los problemas a medida que surgen. La investigación muestra que cada conflicto no abordado puede desperdiciar aproximadamente ocho horas de tiempo de la compañía en chismes y otras actividades improductivas, lo que agota los recursos y la moral.

 

Si desea mantener contento a su equipo, necesita tener esas conversaciones difíciles: en una encuesta reciente de la Society for Human Resource Management, el 72 por ciento de los empleados calificó el "trato respetuoso de todos los empleados en todos los niveles" como el factor principal en el trabajo satisfacción.

 

POR QUÉ ES IMPORTANTE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

 

Los líderes establecen el tono emocional de su organización. Si carecen de inteligencia emocional, podría tener consecuencias de mayor alcance, resultando en un menor compromiso de los empleados y una mayor tasa de rotación.

 

Si bien puede sobresalir técnicamente en su trabajo, si no puede comunicarse efectivamente con su equipo o colaborar con otros, esas habilidades técnicas se pasarán por alto. 

 

*SOBRE EL AUTOR:

Mi nombre es Fernando Anta soy Lic. en Psicología, Coach certificado ICC, Especialista en psicología positiva y de las organizaciones.

Soy Socio Fundador de DePo (Desarrollo Positivo) junto con mi esposa. Estoy especializado en Terapia Cognitivo Conductual y Terapia de Pareja. Soy docente en la Escuela de Negocios de la FCE de la UNCuyo.

Soy padre de tres hermosos hijos.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0